DIE concentra el 43% de los FONDEF 2021 al interior de la Universidad

Recientemente se han adjudicados los Fondos de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico –FONDEF de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo –ANID tras la convocatoria IDeA I+D 2021 en donde tres académicos han logrado este hito en las líneas investigativas que llevan adelante, donde destaca el proyecto del Dr. Matías Díaz, Director de E2TECH.

La convocatoria, impulsada por la ANID busca promover la creación de nuevas tecnologías con potencial impacto económico y social, que surjan a partir de la investigación científica y cuyos resultados sean obtenidos en plazos breves. Para ello, las propuestas deben validar una prueba de concepto a nivel de prototipo, de un producto, proceso o servicio, contando para ello con un plazo de dos años en las líneas de agua, energía y medio ambiente, alimentos, ciencia agropecuaria y forestal, educación y ciencias sociales, manufactura, infraestructura, minería, salud, pesca y acuicultura y TICs, incluyendo la línea de Desafíos País y las nuevas de astroingeniería y otra relacionada al COVID19.

Desde la gestión tecnológica de la Subdirección de Investigación y Postgrado del Departamento de Ingeniería Eléctrica se brinda el apoyo necesario para potenciar e incentivar la postulación y adjudicación de este tipo de fondos entre la planta académica.

“El soporte que se entrega es bien transversal: va desde avisarles de la convocatoria abierta, ayudarles a conseguir las empresas asociadas que se exigen por bases, tramitación de cartas de apoyo institucional, revisión del presupuesto del proyecto que se postula, hasta la comunicación por las gestiones a realizar con las empresas que participan. También en resolver dudas de las bases del concurso y de la documentación ya que estas pueden cambiar de un año a otro. Estas son muy exigentes y se deben cumplir al pie de la letra, por ejemplo si el presupuesto se pasa en un peso, quedas fuera de bases por pertinencia técnica”, detalla Claudia Moya, Gestora Tecnológica del DIE USACh.

Luego de las postulaciones, que cerraban el 25 de marzo, los resultados están a la vista. La Universidad de Santiago adjudicó un total de siete proyectos FONDEF, de los cuales tres son del Departamento de Ingeniería Eléctrica. “El DIE actualmente concentra el 43% de las adjudicaciones de la convocatoria y representa el 100% de los proyectos alojados en la Facultad de Ingeniería” según los datos de la gestión tecnológica del DIE.

Uno de los proyectos adjudicados lo lidera Ismael Soto,  “Quantum iot for ventilation in underground mining”. Iniciativa que plantea la construcción de un dispositivo con soporte cuántico usando una red Internet of Things híbrida por luz y radio, para mejorar la robustez de la comunicación, en términos de precisión y tiempo de respuesta, aplicado a la automatización de la ventilación por demanda, al interior de un túnel, impactando en las comunicaciones de los procesos mineros.

Lo anterior responde a la línea de investigación desarrollada por el académico en relación a las comunicaciones por luz visible y que esta vez estará acompañado de cuatro co-investigadores para poder llevarlo adelante.

“Diseño y desarrollo de nuevo cargador ultra-rápido multiprotocolo con capacidad vehicle to grid para vehículos eléctricos livianos y medianos” es la iniciativa adjudicada por Matías Díaz, la cual radica en I+D aplicada en la que se espera desarrollar cargadores ultrarápidos para vehículos eléctricos que tengan capacidad de operación múltiple, mejoras en flexibilidad e interioperabilidad, relacionado con la línea principal de investigación: los convertidores modulares multinivel.

“El proyecto surge por la necesidad que está viendo la industria de dar flexibilidad a la infraestructura de carga de vehículos eléctricos. Habitualmente un cargador puede cargar solo un vehículo y los tiempos de carga se ven incrementados conforme aumenta la autonomía de los vehículos. Dependiendo del modelo, la carga rápida puede tomar hasta 2 horas”, comenta el académico.

El proyecto cuenta con el apoyo de las empresas Sisercom y Movener y conforma un equipo de más de cinco investigadores provenientes del centro E2TECH y de la Universidad de Chile.

Por último, John Kern se adjudicó el proyecto llamado “Desarrollo de un sistema robotizado autónomo que permita la identificación, seguimiento e impacto selectivo de rocas para el mejoramiento de las operaciones en moliendas minera” el cual surge luego de identificar que el procesamiento de minerales, junto con la metalurgia extractiva, tienen desafíos de automatización. De esta manera el sistema pretende instalarse en un equipo pica-roca estándar para la identificación, seguimiento e impacto selectivo de rocas para mejorar las operaciones en moliendas mineras.

“Como la comunicación juega un papel fundamental, en este proyecto queremos ir un paso más adelante y pasar de la automatización a la autonomía. Dicha identificación fue posible gracias a una serie de reuniones efectuadas con empresas del sector industrial y productivo y por lo mismo, logramos adjudicarlo con la nota más alta en la categoría de alta minería”, enfatiza el académico en relación al contexto desde donde nace la idea.

El desarrollo del proyecto contará con la participación de representantes de cuatro empresas, además de un equipo sólido de profesionales y académicos del Departamento.

Impacto y proyección de la investigación

Haber postulado tres proyectos y que hayan sido adjudicados tiene un impacto positivo muy alto, ya que hablamos del levantamiento de más de 900MM para investigación, lo que nos convierte en la Unidad Académica que más dinero levantó en el área de electricidad a nivel nacional. Señala Claudia Moya.

Lo anterior en relación a que la convocatoria IDeA I+D es muy competitiva, “una de las cosas más difíciles es que lo postulado sea algo consistente en lo técnico y lo comercial y habitualmente los proyectos no mezclan ambas cosas” agrega. Los criterios de evaluación de este concurso fueron tres. Primero el contenido científico y tecnológico con una ponderación del 50%, segundo, el impacto comercial económico social con un 25% y tercero, las capacidades y gestión con una ponderación del 25%. Para aprobar en dichos criterios, el proyecto postulado debe tener un impacto potencial y enmarcarse en líneas de alta vigencia y dinamismo en el escenario de la innovación en I+D.

Con estos buenos resultados de adjudicación del 100% de los proyectos postulados y concentrando así los recursos para investigación la proyección es positiva. “Personalmente veo bastante positiva la proyección de nuestro departamento en convocatorias futuras ya que nuestros cuerpo académico está altamente formado y capacitado para realizar I+D de clase mundial y en esta versión del concurso, quedó demostrado… tres de tres”, puntualiza la Gestora Tecnológica del DIE.

 Cabe señalar que hoy en día llegaron al DIE dos nuevos investigadores jóvenes que ya tienen participación en proyectos de la ANID con trayectorias que van en la línea de lo anterior, perfilando así un equipo de investigadores presentes en el medio.


English